Matricularse en FP

FP Galicia

El 70% de los ciclos de FP acumula una lista de espera de cerca de 2.600 alumnos. La cifra de jóvenes que no han logrado entrar en su primera opción de FP es casi tan alta como la de inscritos.

Cerca de 2.600 jóvenes gallegos que aspiran a estudiar Formación Profesional este curso se han quedado fuera del ciclo elegido como primera opción y aguardan, en las listas de espera de los colegios que ya han cubierto matrícula, que, con un poco de suerte, algún movimiento de última hora les permita entrar en la rama deseada. De no conseguirlo, han de quedarse con la segunda o la tercera opción, si todavía hay plazas, e intentarlo de nuevo el próximo curso con el ciclo que más les llama.

Se trata de posponer un año su vocación porque en las ramas más solicitadas no hay pupitres para todos los interesados. Aunque los alumnos que cumplen con los requisitos para las pruebas libres de formación profesional se matriculan en cursos de FP a distancia.

Hoy termina el último plazo, el de septiembre, para matricularse en los centros que imparten enseñanzas de FP en Galicia. Aunque aún queda alguna que otra plaza suelta, la mayoría de los grados medios ya se han cubierto en el primer plazo de matrícula, antes de las vacaciones estivales. Fue ahí cuando cerraron listas las ramas más solicitadas de la nueva FP en Galicia, con oficios tan novedosos como productor agropecuario, técnico en estética personal decorativa, experto en aceite de oliva y vinos, laboratorio de imagen o sistemas microinformáticos y redes.

A espera de los movimientos que puedan producirse con el ajuste de matrícula en septiembre, el número de aspirantes que no han podido entrar en los ciclos más demandados es casi tan elevado como la cifra de los que sí han llegado a tiempo porque su nota se lo ha permitido. En los 29 ciclos que acumulan lista de espera, porque en la nueva FP la lista de espera se perfila como algo habitual desde hace dos años, se han matriculado 3.096 estudiantes, frente a los 2.580 que se han quedado fuera al tratarse de su primera opción. Desde un punto de vista de capacidad de matrícula, haría falta duplicar las plazas ofertadas para dar cabida a todos los candidatos. En ciclos medios, la puerta de entrada de los jóvenes a la FP, el 70% de las opciones ofertadas sufren overbooking y no todos los que esperan en listas podrán coger el vuelo, al menos este curso.

Por tercer año consecutivo el número de estudiantes (provisional hasta que se cierre este último plazo de inscripción) que inician enseñanzas de FP en Galicia supera a los nuevos matriculados en Bachillerato (31.639 frente a 31.446). Cada vez son más los jóvenes gallegos que, tras finalizar la Educación Secundaria Obligatoria se decantan por un grado medio de FP en lugar de seguir por el camino del Bachillerato y posterior acceso a la universidad. Se trata de una tendencia detectada en los últimos años, según expertos en orientación educativa, no solo en Galicia sino también en otras comunidades. La FP, lejos de viejos mitos que la consideraban la hermana pobre de la educación superior, ha experimentado su particular proceso de Bolonia, con el nacimiento de especialidades adaptadas al mercado laboral de los oficios del siglo XXI.

Más de 16.000 matriculados en FP de Grado Medio

A punto de iniciarse el curso 2010-2011, inauguración que tendrá lugar el viernes para Secundaria, FP, Bachillerato y enseñanzas artísticas y musicales, son más de 16.000 los alumnos que ya están matriculados en ciclos de grado medio (y 15.567 en grados superiores). A mayores, 2.580 jóvenes están en lista de espera y su matrícula en un ciclo u otro dependerá de lo que ocurra a partir de hoy, último día para intentar entrar en FP. Aunque se muevan listas en los ajustes, la cifra es demasiado elevada para que todos puedan acceder a la opción deseada.

Solo 10 módulos (de 39) carecen de jóvenes a la cola para cursarlos, es decir, son los de menor demanda o los que han logrado ajustar peticiones y plazas. En este colectivo están Aceite de Oliva y Vinos, Cultivos Acuícolas, Pesca y Transporte Marítimo, Confección y Moda, Producción Agroecológica, Producción Agropecuaria, Jardinería, Acabados de Construcción, Cubrición de Edificios o Servicios de Restauración. En la otra cara de la moneda están los módulos estrella de este año, con más gente esperando para entrar de la que realmente pudo acceder: Carrocería, Enfermería, Parafarmacia, Electromecánica de Vehículos o Electromecánica de Máquinas.

La mayoría de los centros educativos que imparten FP ofertan entre 20 y 25 plazas en cada ciclo de grado medio, un volumen de matrícula que se queda pequeño teniendo en cuenta el incremento de la demanda para entrar en Formación Profesional.

En julio ya se cubre prácticamente la totalidad de los módulos más solicitados. ¿Y cuáles son las especialidades que más atraen a los jóvenes en la comunidad gallega? La rama sanitaria se sitúa en primer lugar, con 802 aspirantes en lista de espera en Cuidados Auxiliares de Enfermería, 375 en Farmacia y Parafarmacia y 60 en Atención Sociosanitaria, según datos de la Consellería de Educación e Ordenación Universitaria.

Estética Personal Decorativa, una nueva modalidad de estas enseñanzas, también ha tenido gran éxito de cara al curso que empieza, con 156 aspirantes fuera y 132 inscritos. En Cocina y Gastronomía el número de alumnos que han sido excluidos en su primera opción son 126 y, en Soldadura y Calderería, son 105 en lista de espera. Les siguen: Trabajos Forestales, Actividades Físico-Deportivas, Buceo, Instalaciones del Buque, Gestión Administrativa, Preimpresión e Impresión en Artes Gráficas, Comercio, Laboratorio de Imagen, Instalaciones Eléctricas, Telecomunicaciones, Panadería, Carpintería, Frío y Química.

Preguntas Frecuentes

¿Qué ocurre si un alumno no supera alguno de los módulos profesionales incluidos en los proyectos de Formación Profesional Dual?

En el caso de que los alumnos no superen alguno de los módulos profesionales, las Administraciones educativas, en el marco de la normativa vigente, establecerán las medidas necesarias para facilitarles la obtención del título; entre otras, la ampliación de la duración del proyecto, el traslado de centro o la finalización del programa formativo en un centro educativo.

¿Cuánto puede durar esta formación?

Los ciclos formativos, tanto de grado medio como de grado superior, que se ofertan a distancia tienen 2000 horas de duración, en el caso de la modalidad presencial tienen una carga horaria lectiva de unas 1000 horas por curso escolar. Aunque una de las ventajas de la modalidad a distancia es que se realiza con una total autonomía y flexibilidad en el aprendizaje, la superación de estos módulos requerirá de un trabajo y esfuerzo similar, por lo que se debe valorar el número de módulos que el alumnado podrá asumir, así como su carga horaria equivalente en la modalidad presencial y su posible grado de dificultad, para poder así compatibilizar las enseñanzas con su disponibilidad.

Cada módulo profesional tiene unas horas asignadas en virtud del currículo del ciclo formativo de cada Administración educativa.

La duración dependerá del tiempo dedicado por lo que es muy importante en las enseñanzas a distancia la automotivación a lo largo de todo el curso.

Tengo experiencia profesional en el Ciclo Formativo que estudio, ¿puedo solicitar la exención del módulo de FCT?

Podrá solicitar la exención total o parcial del módulo profesional de Formación en Centros de Trabajo, el alumnado matriculado en dicho módulo que acredite una experiencia laboral mínima de un año (atendiendo al cómputo correspondiente a una jornada laboral completa), relacionada con el ciclo formativo en el que esté matriculado.

La experiencia laboral debe garantizar que el alumnado tiene adquiridos los resultados de aprendizaje recogidos en el currículo del módulo profesional de FCT.

¿Es posible quedar exento de la realización del módulo de Formación en Centros de Trabajo?

Sí, podrá determinarse la exención total o parcial del módulo profesional de Formación en Centros de Trabajo, siempre que se acredite al menos una experiencia laboral de un año a tiempo completo que se corresponda con el trabajo relacionado con los respectivos estudios profesionales.