La Formación Profesional con más empleo

La Formación Profesional cada vez tiene más valor, tanto para las empresas como para los estudiantes. Sobretodo por su alto grado de inserción laboral. En algunas ramas de la FP se aproxima mucho al 100%

La Formación Profesional se ha convertido en una alternativa más que real que la Universidad.

Su valoración por parte de las empresas crece rápidamente, conscientes de su calidad y su proximidad a las necesidades del mercado laboral. Los datos lo dejan claro, las tasas de empleo se acercan al 100% en algunas de las familias de FP Grado Medio y FP Grado Superior. Basada en un modelo más práctico, la FP engloba más de 20 familias profesionales que abarcan todos los sectores de trabajadores.

Hacemos un recorrido por las más demandadas:

FP de Fabricación mecánica: Algunas industrias se han visto golpeadas con gran dureza por la crisis económica, sin embargo, otras han conseguido mantener su nivel de producción de años anteriores. Gracias a esto, la industria se ha convertido en uno de los principales motores de la economía después de la caída de pilares como la construcción. Dentro de esta rama de FP, los cinco perfiles más demandados por el mercado laboral son: electromecánico, fresador con control numérico, operario especialista, soldador y jefe-responsable de sección. FP de Sanidad: El gran crecimiento que ha vivido el sector sociosanitario en los últimos años ha tenido como consecuencia un gran déficit de profesionales. Muchos de los perfiles que se demandan en este sector son técnicos de FP, estos son los más buscados: Auxiliar de enfermería, técnico de radiología y técnicos de laboratorio. FP de Administración: Los puestos administrativos son necesarios son necesarios en cualquier empresa, por ello los estudios relacionados con esta familia profesional son siempre una buena opción de futuro. Son cinco los puestos que registran una mayor demanda en la rama administrativa: comercial, contable, auxiliar, secretaria de departamento y comercial junior. FP de Electricidad y electrónica: Esta familia engloba diferentes títulos cuyos profesionales encuentran salidas laborales en múltiples sectores. Aunque estos profesionales se han visto fuertemente afectados por la crisis de la construcción, su futuro está asegurado ya que su labor es necesaria en muchos otros campos. En concreto, a finales de 2009 la demanda de estos técnicos suponía más del 20% del total de las ofertas dirigidas a titulados en Formación Profesional. FP de Instalación y mantenimiento: Los titulados de esta familia se encargan de que todo funcione correctamente, es decir, arreglan cualquier avería o desperfecto que se produzca en el proceso de producción industrial de empresas pertenecientes a todo tipo de sectores. Su peso en la oferta de empleo ha ido creciendo y ya supone más del 5, 5% de la oferta dirigida a titulados de FP. FP de Informática: El sector de las nuevas tecnologías parece uno de los menos afectados por la crisis y las perspectivas para los próximos años son bastante halagüeñas. Este sector ofrece un importante abanico de puestos para aquellos alumnos matriculados en la rama profesional de informática, que cuenta en la actualidad con casi 40.000 estudiantes. Destacan tres perfiles: empleado de ‘help desk’, programador y administrador de sistemas informáticos. FP de Química: La oferta de empleo que busca titulados de la familia Química es muy relevante. Estos profesionales son demandados en todo tipo de industrias para la investigación y desarrollo de nuevos productos y materiales. FP de Hostelería y turismo: Aunque en los últimos meses ha descendido su aportación a la oferta de empleo, el turismo y la hostelería siempre será uno de los sectores más importantes dentro de la economía española.

Preguntas Frecuentes

¿Qué es el módulo de Formación en Centros de Trabajo? ¿Cuánto dura?

Todos los ciclos formativos, tanto los de grado medio como los de grado superior, incluyen un módulo profesional de Formación en Centros de Trabajo. Es obligatorio superarlo para obtener la correspondiente titulación; no tiene carácter laboral y son prácticas que el alumno realiza en la empresa, no conlleva, por tanto, una relación contractual y completará la adquisición de las competencias profesionales propias de cada título alcanzadas en el centro educativo.

Este módulo se realiza una vez que se han superado el resto de módulos que componen el ciclo al final del segundo año del curso, y con carácter general tiene una duración de 346 horas, aproximadamente 9 semanas en empresas a jornada completa.

¿Cuáles son las ventajas más destacables de la Formación Profesional Dual para los alumnos?

  • Mejorar la adquisición, tanto en el centro educativo como en la empresa, de conocimientos, destrezas y habilidades técnicas así como las competencias y habilidades interpersonales. Siendo para los alumnos el punto fuerte del proyecto la posibilidad de compaginar sus estudios con el comienzo de su trayectoria profesional.
  • Favorecer la adaptación de los estudiantes a los ámbitos profesionales y a los sectores estratégicos empresariales en nuestro país, permitiéndoles experimentar más horas en las empresas
  • Potenciar la autorrealización profesional y motivación en el alumnado, lo que le facilitará construir su propio proyecto profesional. El alumno en alternancia asume, desde el inicio, una posición de análisis crítico de su actividad, comparándola y contrastándola con el referencial competencial y así mismo debe permitirle establecer objetivos individuales de formación y de trabajo.

¿Qué implica ofrecer una nueva modalidad en las enseñanzas de FP?

La Formación Profesional Dual es una modalidad que se une a la oferta ya existente de modalidad presencial y a distancia.

No tiene como objetivo sustituir a la modalidad presencial, es una modalidad innovadora que se oferta de forma complementaria en el actual sistema, por lo que coexistirán grupos en Formación Profesional Dual y en Formación Profesional en régimen ordinario.

¿Tendré profesores para cada módulo que me solucionen las dudas?

Los profesores que imparten estas enseñanzas tienen una relación personalizada con cada uno de sus alumnos y están en contacto con ellos de forma permanente a través de las diferentes posibilidades que permite la plataforma (corrección de las actividades, correos electrónicos, comunicación instantánea conforme al horario de atención del profesorado, participación en foros, etc.).

Su función es la misma que si estuvieran en el aula, con la única diferencia de que utilizan distintos tipos de herramientas de aprendizaje adaptadas a esta modalidad de formación.